La propuesta de desarmar Haití la hicieron los presidentes de Costa Rica y Panamá al reunirse este miércoles para tratar los temas de comercio, aduanas, seguridad y migración en la zona.

SANTO DOMINGO.- El apoyo del presidente Luis Abinader a la propuesta firmada con sus similares de Panamá y Costa Rica para impulsar el desarme de Haití como primer paso para salir de su crisis abre una polémica entre los sectores políticos que lo aplauden y quienes le recuerdan que hay que solucionar primero los problemas nacionales.

Desir Louis, quien trata de regularizar su estatus en el país, asegura que su hermano que aún vive en Haití se vio obligado a dejar sus estudios por temor a la violencia y a un eventual secuestro.

Por ello Louis apoya la propuesta del presidente Abinader y sus homólogos centroamericanos de iniciar un plan de desarme en Haití para reducir la delincuencia y lograr estabilidad.

Sin embargo, la propuesta de desarme generó polémica. Algunos legisladores consideran que el mandatario debería primero poner atención a los problemas del país y le recuerdan las complicaciones logísticas para llevar a cabo el desarme.

Quienes respaldan la iniciativa del gobernante, recuerdan que los secuestros ya han afectado directamente a decenas de dominicanos.

La propuesta de desarmar Haití la hicieron los presidentes de Costa Rica y Panamá al reunirse este miércoles para tratar los temas de comercio, aduanas, seguridad y migración en la zona.

Además del desarme los mandatarios propusieron también la pacificación de la población y el fortalecimiento de la seguridad para que se celebren elecciones libres y transparentes en esa nación.