ALEMANIA.- El búho ha tomado tanto, que la policía se vio obligada a llevárselo. Según informó la revista ‘Spiegel’, una señora salió a pasear a su perro cuando vio al desafortunado borracho y llamó a la policía.

El pájaro encontró una botella de Schnapps tirada al lado de una carretera en el Sur de Alemania. Aparentemente, el pobre animalito tomó tanto, que no podía moverse y se quedó sentado en la carreterasin hacer caso a los automóviles. Ni siquiera podía parpadear bien.

“No era necesario hacerle la prueba de alcohol”, comentó el policía que recogió al pájaro. Era evidente que estaba demasiado ebrio y tuvo que pasar varias horas en la policía descansando y bebiendo agua.

Finalmente, una vez sobrio, el pájaro voló tranquilamente de vuelta a su bosque