El Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, advirtió al Ministerio de Defensa y a la Policía Nacional que sus efectivos no pueden detener y solicitar la tarjeta de vacunación contra el COVID-19 a las personas que circulen en las vías públicas del país.

SANTO DOMINGO.- La Policía Nacional informa que no realizará retenes en las calles pidiendo la tarjeta de vacunación, aunque procura que se mantenga el distanciamiento físico y el uso de mascarillas.

La institución del orden dijo en un comunicado de prensa que "su misión en la primera línea de respuesta del COVID-19 no ha afectado la capacidad operativa de nuestras patrullas, por lo que seguimos con la presencia policial en comercios, hospitales y espacios públicos para preservar el distanciamiento físico".

El Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, advirtió al Ministerio de Defensa y a la Policía Nacional que sus efectivos no pueden detener y solicitar la tarjeta de vacunación contra el COVID-19 a las personas que circulen en las vías públicas del país.

Explicó que en las últimas horas han sido depositadas varias reclamaciones en la oficina del Defensor del Pueblo en las que algunos ciudadanos se quejan de que son parados por las unidades de los cuerpos castrenses y la Policía que les piden información sobre su inmunización.

“Exhortamos a que se oriente a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional para que se abstengan de ejecutar algunas medidas distintas a la resolución número 00048 emitida por el Ministerio de Salud Pública sobre las nuevas medidas ante el COVID-19”, estableció Ulloa.

“En consecuencia, recomendamos instruirlos para que eviten requerir la tarjeta de vacunación a los ciudadanos y ciudadanas que transiten por la vía pública”, añadió el Defensor del Pueblo.

De acuerdo a datos oficiales, el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19 tiene un total de cinco millones de dominicanos inmunizados con dos dosis, por lo que aún no se llega al 70% de la población que permitiría la disminución de las medidas restrictivas oficiales.