Las frecuentes protestas en Haití ante la escasez y alza de los precios de los combustibles, sumado a los secuestros y el terror de las bandas delictivas podrían poner en riesgo la soberanía de República Dominicana, según los dirigentes de diferentes partidos políticos.

SANTO DOMINGO.- La violencia criminal y las huelgas que persisten en Haití podrían atentar contra la soberanía del país, de acuerdo personalidades del ámbito político nacional que expresaron su preocupación por la crisis que atraviesa el vecino país y por el acusan a la comunidad internacional de hacer caso omiso.

Las frecuentes protestas en Haití ante la escasez y alza de los precios de los combustibles, sumado a los secuestros y el terror de las bandas delictivas podrían poner en riesgo la soberanía de República Dominicana, según los dirigentes de diferentes partidos políticos.

Preocupado por el panorama en la vecina nación, el alcalde de Santiago, Abel Martínez, dijo que hay que tomar medidas urgentes para que la situación no afecte el país.

Al igual que el alcalde santiaguero, el presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, mostró también su preocupación por una eventual invasión de los haitianos al país si continúa la misma situación en esa nación.

En ese sentido, recomendó al gobierno estar alerta y defender la soberanía nacional.

De su lado, pasados y actuales miembros del Senado de la República calificaron como preocupante la crisis haitiana y abogaron por una solución rápida e integral por parte de la comunidad internacional, que aseguran se ha mostrado indiferente.

Debido a la tensión que se vive en Haití el presidente Abinader suspendió el viaje que tenía programado para este domingo para participar en la conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en el Reino Unido.