SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Este miércoles en el juicio de fondo que se le sigue a los sicarios de la red del capo boricua José David Figueroa Agosto, fue interrogado el coronel de la Policía Nacional Máximo Báez Aybar, quien investigó el teléfono que usaba Omar Antigua, quien fue asesinado.

En el interrogatorio, Báez Aybar reveló que en ese móvil se localizó a Gian Rojas Matos, uno de los acusados de sicariato.

El actual vocero de la Policía Nacional dijo que Gian Riojas Matos (Chico Raro) fue la persona que condujo hasta el lugar de la muerte de Omar Antigua, acribillado frente al centro comercial en Carrefour, ubicado en el kilómetro 10 de la autopista Duarte.

Según el coronel Máximo Báez Aybar,  en uno de los celulares ocupados a Rojas Matos fue encontrada la foto de la placa de un vehículo del decorador del capo boricua, quien junto a una vendedora de inmobiliarios serían los próximos en ser asesinados por los sicarios.

Además fue interrogado el coronel Manuel Antonio Félix, quien señalo que Diómedes Moya Durán habría cobrado 500 dólares para supervisar la muerte de Omar Antigua y Rubén Soto Hayet, propietario de la Repostería La Francesa.

En el juicio, los abogados de la defensa la arremetieron contra la prensa acusándola de contaminar el proceso y de representar intereses particulares