Gaurys Sisa, encargada nacional de Salud de la DGSPC, recordó que las autoridades buscan evitar una eventual propagación del virus en una población concentrada.

SANTO DOMINGO.- El uso obligatorio de mascarillas para acceder a los recintos penitenciarios, así como para el personal de seguridad e internos en los traslados a los tribunales y hospitales, así como en salidas con permisos especiales, son las medidas preventivas que han vuelto a retomar las autoridades ante los ligeros aumentos en los casos positivos de COVID-19 en el país.

La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) adoptó las medidas tomando en cuenta las recomendaciones formuladas a la población por las autoridades de Salud Pública, explicó el organismo en un comunicado, donde también detalla que se hace con la finalidad de preservar la salud de los privados de libertad.

 Gaurys Sisa, encargada nacional de Salud de la DGSPC, recordó que las autoridades buscan evitar una eventual propagación del virus en una población concentrada.

“Hemos instruido retomar el uso obligatorio de mascarillas, observar el distanciamiento social, el lavado y desinfección de manos y de las áreas donde confluyen internos y visitantes. Estas son medidas preventivas para evitar brotes de COVID-19 en los diferentes centros penitenciarios de todo el país”, expresó.

Recordó al personal que labora en los centros penitenciarios que debe alertar de manera inmediata ante casos de fiebre o dificultad respiratoria identificada en internos, en funcionarios o incluso visitantes de cualquiera de los centros.

Desde el inicio de la pandemia, el sistema penitenciario ha reportado unos dos mil contagios y el lamentable fallecimiento de 23 personas.