El religioso dijo a periodistas que lo abordaron al salir de la Procuraduría General de la República que las informaciones que tenía que compartir se las dio a los representantes del Ministerio Público.

SANTO DOMINGO.- El párroco de la iglesia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, lugar donde se entregó el confeso asesino del ministro Orlando Jorge Mera, fue interrogado por la directora de Persecución, Yeni Berenice Reynoso y el inspector del Ministerio Público, Juan Medina, por espacio de más de dos horas,

El religioso dijo a periodistas que lo abordaron al salir de la Procuraduría General de la República que las informaciones que tenía que compartir se las dio a los representantes del Ministerio Público.

El interrogatorio de Arismendi de León se inició alrededor de las nueve de la mañana de este martes y fue a las 11:45 cuando salió de las instalaciones de la Procuraduría.

De León fue la persona a quien Miguel Cruz de la Mota le entregó su arma de fuego y le confesó, de acuerdo con el Ministerio Público, que había matado a alguien sin especificarle en ese momento que se trataba del ministro.

Cruz de la Mota  estuvo dentro del templo por varias horas hasta que a las 3:50  fue sacado en presencia del Ministerio Público, representado por la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, directora general de Persecución del Ministerio Público, donde se presentó por instrucciones de la procuradora general Mirian Germán.

Se espera que el órgano acusador solicite medida de coerción este miércoles en contra de  Cruz de la Mota.