Redacción.-  Continúan las discusiones en torno a una reforma laboral, donde los grupos sindicales y empresarios demandan una modificación al Código, pero cada uno defendiendo los intereses de su sector.

Para mediar esta situación desde hace años fue creada una comisión.

¿A qué podemos atribuir que la comisión creada para esos fines no haya obtenido avances respecto a lo que demanda el sector empleador?

Cuando se discuten beneficios de los trabajadores y costos de operación de las empresas, ¿Por qué el salario muchas veces termina siendo el punto de discordia en el diálogo?

El economista Ernesto Selmán contesta estas preguntas.