Moradores del sector Los Rosales II, en Santo Domingo Este, se quejan de las aguas cloacales que se acumulan en las afueras de sus residencias debido a la rotura de una tubería subterránea.

Por Gabriela Andujar.-


SANTO DOMINGO.- Moradores del sector Los Rosales II, en Santo Domingo Este, se quejan de las aguas cloacales que se acumulan en las afueras de sus residencias debido a la rotura de una tubería subterránea.


Aseguran que cuando llueve, el agua llega hasta el interior de sus hogares y los obliga a refugiarse temporalmente en casa de amigos o familiares.



Cualquier chubasco en el sector Los Rosales II, provoca una gran calamidad para sus residentes, debido a que se agrava el problema que tienen con las aguas cloacales.


“Es horrible lo que pasa por ahí, hay que durar media hora de aquel lado si hay que cruzar para acá o media hora de este lado si hay que cruzar para allá, los niños cuando van para la escuela ellos faltan a la escuela cuando llueve los días de semana”, explicó Claudia Ubrí, residente. 


La rotura de una tubería subterránea es lo que origina no solo el estancamiento de aguas residuales, sino también la acumulación de desechos sólidos.


“No podemos cruzar, por ahí bajan basura, muchos desechos que realmente son contaminantes, de noche en la tarde, como a eso de 6 a 7 está lleno de mosquitos por el agua negra y también por la basura que se amontona ahí”, aseguró Marina Mora, residente. 


Los moradores aseguran que cuando hay tormenta viven una odisea, ya que el agua llega hasta el interior de sus hogares y en ocasiones tienen que refugiarse en casa de sus allegados.


“Eso cuando llueve se llena de agua que hay que salir huyendo de aquí, y a veces promesas y promesas y nunca nadie da la cara por nosotros”, explicó Emilio Familia, residente. 


“Por favor síndico de la cara por nosotros, este es su pequeño Santo Domingo Este, por favor Manuel Jiménez”, dijo Manuel Sánchez, residente. 


Residentes de los Rosales II, ruegan a las autoridades que escuchen sus reclamos de esta problemática que les afecta desde hace casi dos décadas.