El juez Leomar Cruz Quezada aplazó la audiencia para que la defensa del imputado pueda conocer la querella ya que fue implicada una segunda persona en el caso, informó un abogado del cabo.

SANTO DOMINGO.-El Juez de Atención Permanente de la Provincia Santo Domingo aplazó por segunda ocasión el conocimiento de medida de coerción en contra de los imputados en el caso de la muerte de Leslie Rosado.

El Ministerio Público ratificó el pedimento de un año de prisión preventiva.

El Juez Leomar Cruz,  por segunda ocasión acogió el pedimento de la defensa de los imputados, a los fines de que puedan conocer las imputaciones que hace el MP tanto al cabo policial Janli Disla Batista y Rafael Castillo Nova, quien era el motorista que le acompañaba.

La defensa técnica del imputado Disla Batista negó las imputaciones de que el hecho se haya tratado de un crimen premeditado.

Así mismo el abogado del Motorista Rafael Castillo Nova informó que en la próxima audiencia presentarán evidencias de que su cliente es una víctima del hecho, tras ser obligado a realizar la persecución a la víctima; de igual forma dijo que deben ser profundizadas las investigaciones en torno a los Marinos que se encontraban en el lugar.

En tanto el MP dice que hay evidencias de que se trató de un homicidio voluntario.

El director de la Policía, Edward Sánchez se refirió de forma escueta al caso que ha consternado a la sociedad y ha servido de argumento para que algunos sectores pidan su destitución.

 

El mayor general Edward Sánchez dijo que ante la muerte de Rosado, la institución ha actuado “de manera precisa y puso a disposición del Ministerio Público al agente involucrado.

Los familiares de la víctima, rehusaron ofrecer declaraciones.

Será este viernes a las 4.30 de la tarde que se conocerá la solicitud de medida a ambos imputados.

La audiencia fue pospuesta para este viernes a las 4:30, dijo la defensa de Disla Batista.

La acusación del órgano persecutor ha calificado el hecho donde Disla Batista acabó con la vida de la joven de 36 años como asociación de malhechores y homicidio voluntario.