La defensa técnica de algunos de los imputados cuestionaron este jueves el retraso del Ministerio Público para concluir la lectura de las pruebas que individualizarían la responsabilidad penal de cada implicado en la presunta red.

SAN CRISTÓBAL.- Por tercer día consecutivo el Ministerio Público continúa la lectura de la solicitud de la medida de coerción contra 14 acusados de conformar una presunta red de  lavado de activos desarticulada a través de Operación Larva.

La defensa técnica de algunos de los imputados cuestionaron este jueves el retraso del Ministerio Público para concluir la lectura de las pruebas que individualizarian la responsabilidad penal de cada implicado en la presunta red.

Tras la decisión de la jueza Katherine Rubio de no fusionar el expediente el caso de Domingo Ventura último de los señalados, será conocida de manera individual este viernes.

El Ministerio Público asegura que los integrantes de la red supuestamente adquirían a través de sus familiares y mediante compañías fantasmas inmuebles de lujo en sectores exclusivos de Santo Domingo, Punta Cana, y Santiago de los Caballeros, además de vehículos de alta gama y armas de fuego de  alto calibre.

Las autoridades vinculan este caso a una red de narcotráfico denominada Corona que el 16 de marzo de 2020 introdujo al país por la costa de Nigua más de 700 kilogramos de cocaína.

Entre los señalados se encuentran Jorge Luis y Sarai Esther Herasme Estrella, María Mercedes Ramona Estrella, Luis Herasme Peña, Ángelo y Elizabeth Spataro Rodríguez, Ramón Eduardo Piña Reyes, Luis Jiménez, Miguel Ramón Santos Comprés, Yira Mariela Zimmermann, Rusber José Suárez, los hermanos José, Joivel y James González Cubilete.

El Ministerio Público está solicitando 18 meses de prisión preventiva como medida de coerción y que el caso sea declarado complejo.