En lo inmediato el gobierno debe tomar una decisión para detener los hechos delictivos, que en algunas ocasiones involucran a miembros de la Policía Nacional.

Por: Carolina Oleaga

SANTO DOMINGO.- Ante los hechos de sangre en los que se han visto involucrados miembros de la Policía Nacional, legisladores de la oposición pidieron la destitución del director de la entidad.

Mientras oficialista están divididos en la cuestionarte de si debe o no ser cancelado el funcionario.

En lo inmediato el gobierno debe tomar una decisión para detener los hechos delictivos, que en algunas ocasiones involucran a miembros de la Policía Nacional.

Así lo aseguraron este miércoles diputado opositores, al insistir que la situación actual no puede esperar el tiempo que conlleva el consenso de una reforma policial.

Los legisladores indicaron que el actual informe, que reveló que el 70 por ciento de los empresarios no confían en los miembros del cuerpo del orden, es un reflejo más  del sentir general de la nación.

Mientras  diputados oficialistas se debaten en la posibilidad de que el cambio de la cabeza en la institución  sea la solución definitiva de la problemática.

En lo que sí convergen todos los congresistas, es que hoy más que nunca se hace necesario una reforma a la policía Nacional.