Para algunos la supuesta práctica no es nueva.

SANTO DOMINGO.- Al considerar que el presunto fraude en un reciente sorteo de la Lotería generó pérdidas por más de 200 millones de pesos, el consorcio de bancas Ramón álvarez exigió este viernes profundizar las investigaciones para hallar a todos los implicados y garantizar la transparencia en ese tipo de juegos.

Mientras la Procuraduría General volvió a interrogar al invidente que participó en el cuestionado sorteo.

Los interrogatorios sobre supuesto fraude en la Lotería Nacional  debió iniciar con otras personas que estarían involucradas en el caso, consideró este viernes el empresario Ramón Álvarez.

Dijo que el sorteo del primero de mayo le provocó pérdidas millonarias a sus consorcios.

Álvarez manifestó que el sector aporta más de 300 mil empleos directos que contribuye a la economía del país.

Por segundo día consecutivo, fue interrogado en la Procuraduría el no vidente Miguel Mejía. Para algunos la supuesta práctica  no es nueva.

Mientras parte de la población que juega lotería sigue comprando los números, pese al escándalo, sin embargo otros han abandonado los hábitos.

El empresario Ramón Álvarez advirtió que si en esta ocasión no hay consecuencias en la justicia con los responsables del presunto fraude, el sector de banca de lotería podría colapsar.