SANTO DOMINGO.- Cuando el 17 de mayo termine el estado de emergencia, independientemente de la decisión que tome la comisión presidencial sobre las medidas restrictivas, las precauciones sanitarias deberán mantenerse a nivel general debido a que luego de esta pandemia la vida ha cambiado, aclaró hoy Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública.

El funcionario, citando a la Organización Mundial de la Salud, aclaró que esto "no es un fenómeno de unos días" y que la población debe seguir con las medidas de higiene, distanciamiento y limitación del contacto incluso cuando comience el desmonte de las restricciones.

La semana pasada, cuando a nivel nacional se manejaba la información de una posible reapertura de sectores económicos, Sánchez Cárdenas ya había insistido en la necesidad de que los ciudadanos no creyeran que eso significaba el fin de la situación y se apresuraran a retomar la normalidad dejando de lado las precauciones.

Así las cosas, el uso de mascarilla, mantener distancia, evitar grandes cúmulos de personas, el lavado frecuente de las manos y el cuidado al toser y estornudar deben seguir en el día a día de los dominicanos, ya sea que se reintegren total o parcialmente a sus labores por disposición general o que las autoridades decidan extender el periodo de limitaciones actual.