El aumento del precio del pan en colmados de populosos sectores como Guachupita, Villa Juana y Villa Consuelo, obliga a sus moradores a reducir e incluso eliminar el consumo de ese alimento de su dieta diaria.

SANTO DOMINGO.- Malestar general provocó entre residentes y colmaderos de diversos sectores del Gran Santo Domingo el aumento del precio del pan, que en algunos establecimientos de las barriadas ya se vende a dos unidades por 15 pesos y en otros su costo se mantiene invariable.

El aumento del precio del pan en colmados de populosos sectores como Guachupita, Villa Juana y Villa Consuelo, obliga a sus moradores a reducir e incluso eliminar el consumo de ese alimento de su dieta diaria.

La señora Alejandrina Farjardo, quien en horas de la mañana llegaba de abastecerse a su casa, en Guachipita, dejó fuera de su compra el pan y ya tiene otras alternativas para no consumirlo de desayuno o cena.

En los colmados de esos sectores ya el pan se vende dos unidades por 15 pesos, es decir a 7.5 cada uno. Mientras algunos pequeños comerciantes se quejan de que ese aumento ha provocado disminución en sus ventas, otros ya tomaron la decisión de no comercializarlo  hasta que su precio se regule y así evitar pérdidas.

Otros que aumentaron el precio fueron los vendedores ambulantes de empanadas y sus derivados. La señora María Montero asegura, al igual que los panaderos, que los ingredientes para preparar esa comida rápida son cada vez más elevados.

Al hacer propuestas al presidente Abinader para mejorar el sector, el coordinador de la Asociación de Medianos, Pequeños y Micro Productores en Panaderías rechazó este lunes, durante una entrevista en el programa El Despertador, aumentar el tamaño del pan en conjunto con su precio como se propusiera para reajustarlo  a 10 pesos por unidad, por lo que asegura que el alimento se continuará vendiendo a 2 por 15 pesos.

En algunas panaderías ubicadas en los sectores recorridos el precio del pan se mantiene a cinco pesos.