Agregó además que en los próximos días "terminaremos la carretera turística de Santiago a Puerto Plata que también tenía años en construcción".

SANTO DOMINGO.- Tras cumplir un año de Gobierno, el presidente de la República, Luis Abinader, dijo en su discurso que una de las obras que ha reiniciado y que concluirá a finales del año 2022 es la presa de Monte Grande, la cual se estaba construyendo desde el año 2009.

"Otra de las obras que hemos reiniciado y concluiremos a finales de 2022 es la presa de Montegrande, que llevaba en construcción desde 2009 y por fin vamos a inaugurar", manifestó el mandatario.

Agregó además que en los próximos días "terminaremos la carretera turística de Santiago a Puerto Plata que también tenía años en construcción".

En la construcción de Monte Grande, que lleva décadas, primero exigiendo que se construya y segundo más de 11 años que iniciaron los trabajos pero que no se cristaliza su construcción, están cifradas las esperanzas y los anhelos de desarrollo de la Región Enriquillo, principalmente de las tres provincias que están más próximas al proyecto, Barahona, Bahoruco e Independencia.

Esto se debe a que una vez se ponga en funcionamiento la presa de Monte Grande impactará positivamente en el desarrollo de la región, así como en la calidad de vida de sus más de 400,000 habitantes que habitan en esta zona del país, históricamente olvidada por los distintos gobiernos.

Monte Grande impactará en la producción agrícola con la irrigación de 18 mil nuevas hectáreas y mejorará las 25 mil existentes, se constituirá en un dique de contención para el control de las inundaciones de la zona cada temporada ciclónica, por lo que acabará con la vulnerabilidad de cientos de familias que habitan en la cuenca baja del río Yaque del Sur.

Además, su importancia radica en que garantizará el suministro de agua potable de calidad a al menos 400,000 personas de la zona, impactará en el empleo, así como en el turismo.