El Consejo de Desarrollo, Económico y Social de Santo Domingo (CODESSD) presentó este jueves al Ministerio de Medio Ambiente un proyecto que busca lograr la limpieza del Río Ozama.

SANTO DOMINGO.- El Consejo de Desarrollo, Económico y Social de Santo Domingo (CODESSD) presentó este jueves al Ministerio de Medio Ambiente un proyecto que busca lograr la limpieza del Río Ozama.


La iniciativa también generará empleos, especialmente a mujeres que trabajarían en el proceso de recolección de los desperdicios que terminan en su caudal.


Para tales fines, el ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, y directivos del CODESSD, realizaron una visita al Río Ozama, y luego recorrieron parte de sus aguas, para observar en el lugar la cobertura y el alcance del referido proyecto.


Jonathan Cabrera, presidente del CODESSD, explicó que lo que se persigue es hacer importantes aportes al medio ambiente, con la higienización y limpieza del Río Ozama, y al mismo tiempo, crear empleos a personas atrapadas en la extrema pobreza, y así puedan mejorar su calidad de vida y la de sus familias.


“¿Qué es lo que buscamos con este proyecto? Es convertir un problema que tiene el Río Ozama en una oportunidad para reducir la pobreza, sobre todo, enfocada en las mujeres”, manifestó.


Añadió que se precisa identificar la ubicación de las cañadas, así como de los vertederos y los espacios donde se pueden generar los posibles puntos de recolección para este proyecto que busca impactar de manera positiva en las mujeres.


En ese sentido, dijo que las mujeres que les interese trabajar en esta iniciativa, resultarán beneficiadas porque terminarán bancarizadas, obtendrán seguridad social y saldrán de la inseguridad que genera la pobreza.


Detalló que ya se está en el proceso de identificar a aquellas mujeres que trabajarán en el proyecto, para luego ser entrenadas en el manejo de toda la logística que implica realizar labores en un río, y aseguró que entre ellas ya reina un gran entusiasmo.


De su lado, Jorge Mera detalló que el propósito es que en el futuro la gente pueda disfrutar de la naturaleza, el esplender y la belleza que pueden ofrecer los ríos Ozama e Isabela.