El presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical, Rafael Pepe Abreu, aseguró que tampoco aceptarán que se reduzca el monto del ITBIS para generalizarlo a otros productos, tras indicar que existen propuestas que apuntan en ese sentido. 

SANTO DOMINGO.- El periplo que emprenderá el presidente Luis Abinader en busca de consenso con los diferentes actores políticos y económicos para impulsar la reforma fiscal generó expectativas este jueves, en medio de la ola de críticas de la oposición por las revelaciones de que el mandatario posee empresas en paraísos fiscales.

Aunque favorecieron el proceso de consulta que realizará el jefe de Estado, desde el sector sindical de los trabajadores advirtieron que no permitirán que la premura por la aprobación del Presupuesto General correspondiente al año próximo, derive en una reforma regresiva que nuevamente apunte hacia el consumo, en detrimento de la población de menos ingresos.

El presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical, Rafael Pepe Abreu, aseguró que tampoco aceptarán que se reduzca el monto del ITBIS para generalizarlo a otros productos, tras indicar que existen propuestas que apuntan en ese sentido.

De su lado, el Comité Intersindical de la Mujer Trabajadora llamó al mandatario a escuchar la voz de las amas de casa, tras considerar que son las mayores tributarias con el pago de impuestos indirectos, pero las menos beneficiadas en las políticas públicas.

Estaba previsto que el proyecto de reforma fiscal se debatiera en el marco del Diálogo Nacional, sin embargo, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, aseguró, durante la tercera jornada de trabajos realizada este miércoles,  que por razones de tiempo, el presidente Abinader visitaría directamente al liderazgo en aras de reunirse con la cantidad de agrupaciones políticas, económicas y sociales posibles.

Hasta el momento no se ha fijado la fecha en que el mandatario iniciaría dichos encuentros.