El magistrado Molina aseguró que como inmediatamente optó por el cargo prescindió de sus inclinaciones políticas atendiendo a uno de los requisitos que establece la Constitución.

Por: Sarah Vallejo

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, rechazó este miércoles la recusación hecha en su contra durante el juicio de fondo del caso Odebrecht, por su presunta vinculación de manera directa a la campaña del imputado Tommy Galán entre 2012 y 2016.

Dada a conocer su decisión, Molina se retiró a su despacho y asumió la presidencia del Pleno de manera temporal el magistrado Manuel Herrera Carbuccia, quien junto a los demás jueces se retiraron a conocer la recusación a otros cuatros jueces, por según explicó el abogado Miguel Valerio, haber tenido parte en el proceso anteriormente.

Los demás jueces rechazados para conocer el caso son: Vanessa Castro, Francisco Jerez, Frank Soto y Napoleón Estévez.

Al dar sus motivaciones a su decisión, el magistrado Molina aseguró que inmediatamente asumió el cargo, prescindió de sus inclinaciones políticas atendiendo a uno de los requisitos que establece la Constitución.