Milton Ray Guevara

SEÚL, Corea.- El presidente del Tribunal Constitucional, magistrado Milton Ray Guevara informó que la alta corte ha recibido presiones y ataques por decisiones incluso de organismos internacionales.

Hablando en la jornada de clausura del III Congreso de la Conferencia Mundial de Justicia Constitucional, el magistrado Ray Guevara recordó que esos ataques se produjeron en razón de la sentencia del TC 168-13.

En una intervención en la última sesión del Congreso, el magistrado Ray Guevara, en su condición de relator comentó la excelente presentación del presidente de la Corte Constitucional de Hungría, Peter Paczolay, relativa a las presiones que reciben los tribunales constitucionales de otros poderes del Estado.

También se refirió a los recortes de presupuesto que se producen por parte del Poder Ejecutivo y que presionan la economía de los tribunales constitucionales.

En la Declaración de Seúl, la conferencia decidió que frente a esas presiones lo que se impone es la unidad total de los Tribunales Constitucionales, buscar el apoyo, nacional e internacional, solicitar ayuda profesional de tribunales amigos, la solidaridad de otros tribunales y organizaciones y utilizar los artículos Primero y Cuarto de los Estatutos de la Conferencia Mundial.

Explicó que esos artículos prevén la defensa de los Tribunales Constitucionales que tengan dificultades, como fue el caso de Rumanía 2012, Mongolia en el año 2013 y Turquía 2014, por lo que se alentó a los tribunales a que mantengan su independencia y su firmeza y que continúen trabajando para fortalecer los derechos nacionales y la supremacía de la Constitución.

Se ponderó asimismo, la necesidad de un intercambio de experiencias en esa materia y que todos deben estar firmes con una misma idea.

En cuanto a la intervención del representante de Canadá, la cual fue  comentada por el magistrado Ray Guevara, la misma hizo énfasis en la necesidad de asegurar la independencia institucional y financiera de los tribunales. En esos debates intervinieron Corea, Polonia, Ucrania, Bélgica, Indonesia y Nepal.

Se recordó la grave situación de Tailandia la cual hace un tiempo se lanzó una bomba en contra de los magistrados y las instalaciones del Tribunal Constitucional.

Finalmente, el presidente Paczolay realizó un comentario relativo a las resistencias, a las presiones que deben hacer los Tribunales Constitucionales, citando el ejemplo del magistrado  presidente de la corte de los Estados Unidos, Charles Evans, quien resistió a las presiones del presidente Franklin Roosevelt.

El cónclave cerró con la presentación exitosa y la relatoría realizada con la participación del presidente del Tribunal Constitucional Dominicano, que tuvo como tema central “La Independencia de las Cortes y tribunales constitucionales”.

El Congreso concluyó con la aprobación a unanimidad de la Declaración de Seúl, con la participación de 110 países y 303 delegados.