SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Presidente Fernández resalta que en este 2011 la economía tuvo un crecimiento de 4.5% superior a la de América Latina que fue de 4.3%

"Para que podamos apreciar cómo se ha ido operando este profundo cambio, es importante indicar que para el año 2004, el Producto Interno Bruto, es decir, la capacidad de generación de riquezas del país en un año, era de 22 mil millones de dólares, y para el 2011, era de 55 mil millones de dólares".

Todo esto quiere decir que en casi ocho años, nuestro país incrementó en dos veces y media su capacidad de generación de riquezas, y esa es una hazaña que no se había producido en ningún momento de nuestra historia.

Es evidente que si la riqueza del país se multiplicó de manera tan notable en tan corto período de tiempo, esta debió haberse reflejado en la diversidad de actividades económicas que se realizan en el país.

En efecto, así lo podemos comprobar con lo que ha acontecido con las ventas de las cadenas de los supermercados Nacional, Jumbo, La Despensa, Bravo, La Cadena, Pola, Olé y Carrefour.

En el 2004, estos negocios tuvieron ventas equivalentes a más de 20 mil 824 millones pesos; y en el 2011, estas fueron superiores a 41 mil 605 millones de pesos, lo que representa un aumento de 100%.

Por su parte, Plaza Lama, Almacenes Rodríguez, Sema, El Canal, Distribuidora Corripio y Multicentro La Sirena, en el 2004, vendieron electrodomésticos por un valor de 6 mil 690 millones de pesos, al tiempo que en el 2011 fue de 23 mil 392 millones de pesos, para un incremento de 249.6%.

Por las empresas a que hemos hecho referencia, podría pensarse, erróneamente, que la expansión de nuestra economía sólo ha favorecido a los grandes establecimientos comerciales.

Pero no es así. En el caso de las medianas y pequeñas empresas, tenemos que sus ventas totales en el 2004 fueron de 107 mil 992 millones de pesos.

Para el 2011, crecieron en un 251%, con ventas equivalentes a 379 mil 254 millones de pesos.

Pero si esto último resulta impresionante, en el caso del sector servicios es aún mayor, pues de ventas por valor de 4 mil 728 millones de pesos, en el 2004, se dispararon a 54 mil 678 millones de pesos.

Eso fue, señoras y señores, una diferencia de 1,056%.

En los barrios pobres de las ciudades, los colmados, debido, fundamentalmente, al Programa de Solidaridad, que tiene un presupuesto anual de 8 mil millones de pesos, se convirtieron en clientes fijos del Gobierno, y, por consiguiente, han podido contar con ingresos permanentes para el sostenimiento de sus negocios.

Las plazas comerciales se multiplicaron por distintas partes del territorio nacional. Se abrieron sucursales en las principales ciudades del interior, y todo debido al hecho de que durante los últimos ocho años, a pesar de todas las vicisitudes y de todas las dificultades, el Producto Interno Bruto creció, como pocos países en el mundo, a un promedio anual de 7.1%.

Honorables miembros del Congreso Nacional:

En el año que acaba de transcurrir, a pesar de un entorno internacional adverso, nuestra economía creció en 4.5%, superior al promedio de América Latina, que fue de 4.3%.

Se crearon más de 160 mil nuevos empleos netos y se logró la recuperación de las zonas francas que crecieron en 14.1%, revirtiendo, de esa manera, el desempeño negativo que se venía registrando desde el 2006.

Se destaca el crecimiento astronómico de la minería en un 79.7%, sector de gran potencial para el presente año 2012, cuando continuarán las extracciones de ferroníquel, por parte de la empresa Falcondo Xtrata, y se iniciará la explotación del oro, en Pueblo Viejo, Cotuí, por parte de la Barrick Gold Corporation, con altos precios internacionales.

Otro sector a destacar, orientado al exterior, lo constituye el turismo, por ser la principal actividad generadora de divisas del país, y de gran incidencia en el resto de la economía.

El turismo, medido a través de las actividades de hoteles, bares y restaurantes, creció, en el 2011, 4.8%.

La llegada de visitantes no residentes por vía aérea aumentó en más de 180 mil personas, logrando que el número de turistas que nos visitó durante el año pasado superase los 4.3 millones.

El aumento del flujo turístico, combinado con un incremento de 5.2% en el gasto promedio por turista, han logrado que los ingresos por este renglón alcanzaran el máximo histórico de 4 mil 353 millones de dólares.

Las demás actividades económicas mostraron también crecimiento, destacándose la manufactura local, 5.1%; la agropecuaria, 5.5%; la intermediación financiera y seguros, 4%, y el comercio, 4.3%.

Por su lado, las exportaciones se incrementaron por encima de 1 mil 782 millones de dólares, algo sin precedentes de un año a otro.

En el área de zonas francas, alcanzaron una cifra record de 4 mil 844 millones de dólares, un crecimiento de 15.8% con respecto al 2010.

El sector fue impulsado, fundamentalmente, por el área de productos médicos, el cual pasó a ocupar el primer lugar dentro de los productos exportados por las zonas francas del país, seguido por las confecciones textiles.

En adición, nuestras zonas francas se han posicionado en la actualidad como el principal proveedor al mercado norteamericano de cigarros, el segundo en hilo dental, el cuarto en instrumentos médicos, el quinto en calzados para hombres, el sexto en interruptores eléctricos y el octavo en joyería.

En lo relativo a las remesas, los envíos de los dominicanos ausentes han sido de los menos impactados por la crisis global respecto a otros países de América Latina.

Mientras que, según el presidente las remesas disminuyeron en otros países de América Latina, en el 2011, los envíos de nuestros compatriotas en el exterior fueron de 3 mil 200 millones de dólares, un incremento de 6.7% con relación al 2010.