SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El presidente Leonel Fernández encabezó pasado el mediodía la inauguración del Centro de Corrección y Rehabilitación Anamuya, en Higüey, provincia La Altagracia, construido a un costo aproximado de mil  200 millones de pesos.

La obra es considerada como  la más moderna del área del Caribe, estuvo a cargo de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, cuyo incumbente, el ingeniero Luis Sifres, la entregó a la Procuraduría General de la República, luego de ser bendecida por Monseñor Nicanor Peña, Obispo de la Diócesis La Altagracia.

La instalación inaugurada hoy, forma parte de la modernización del sistema carcelario dominicano y consta de siete edificios entre ellos: módulo administrativo, admisión, residencia de guardias, talleres, comedor, sala de visitas, enfermería, aulas cuatro módulos de celdas y un módulo de celdas de aislamiento.

Luis Sifres agradeció al ministro de Agricultura, Salvador Jiménez, a Félix Bautista, ex director de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, por sus gestiones para hacer realidad la terminación de la obra construida en un área de 49 mil 842.73 metros cuadrados.

En el acto de inauguración hablaron también la síndico de La Altagracia, Karina Aristy, y  Elías Carranza, director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas, quien se refirió al ejemplo que daba República Dominicana con la edificación de la obra que cuenta con capacidad para mil 152, internos divididos en cuatro pabellones.

La ceremonia concluyó con un acto artístico a cargo de algunos de los reclusos del nuevo modelo penitenciario.