SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente Leonel Fernández definió este miércoles de vital y prioritario que el Congreso Nacional agilizar la modificación de la Ley orgánica de la Policía Nacional, durante una reunión de trabajo con la plana mayor de la uniformada.

Al ofrecer detalles del encuentro, efectuado en la sede policial, el jefe de la institución del orden mayor general José Armando Polanco Gómez, y el director de Información y Prensa de la Presidencia, Rafael Núñez, dijeron que el gobernante instruyó a los miembros de la Policía a actuar apegados a las leyes, respetando los derechos ciudadanos.

“El Presidente instruyó a todos los oficiales, generales y superiores presentes que nuestras actuaciones debemos enmarcarlas en lo que está establecido en la Constitución de la República, en las convenciones internacionales y en las leyes adjetivas del país”, indicó al respecto el jefe Policial.

Núñez dijo además que durante el encuentro se determinó buscar medidas para que el organismo sea más preventivo.

Durante el encuentro, el presidente Fernández recibió un informe de Polanco Gómez, que refleja una disminución en un 80% de los actos delictivos, luego del aumento del patrullaje a nivel nacional en los últimos días.

El pasado 15 de junio, el gobernante remitió al Congreso Nacional, vía el Senado, el proyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional, para los fines de su conocimiento, discusión y aprobación.

La pieza tiene como objetivo definir la Policía Nacional, su naturaleza y misión, regular su organización, estructura y funcionamiento, y establecer el estatuto de la Carrera Policía y su régimen disciplinario.

Asimismo, los funcionarios anunciaron que la Agencia de Cooperación Española aportará 700 mil euros, para el fortalecimiento de la Policía Comunitaria.

Núñez informó que el jefe de Estado resaltó los avances que ha experimentado la Policía en los últimos tiempos, tras señalar que en la institución se ha producido un cambio de paradigma.

De su lado, el jefe de la Policía dijo que los miembros de la institución están obligados a fortalecer la lucha contra el crimen, el sicariato y todas las demás acciones criminales.

Además, estimó que los agentes policiales deben ser cada vez más respetuosos de los derechos humanos y del estado de derecho que debe reinar en las sociedades democráticas y civilizadas.