El reto más urgente que Iberoamérica debe resolver es convertir de “NI-NI” a “Si-Si” a más de 20 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan en América Latina, así lo consideró el mandatario.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El reto más urgente que Iberoamérica debe resolver es convertir de “NI-NI” a “Si-Si” a más de 20 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan en América Latina, para garantizar la estabilidad en el futuro. Así lo expresó el presidente Medina en su discurso ante los jefes de Estado que participaron en la vigésima quinta Cumbre Iberoamericana celebrada en Colombia.

Los gobernantes no deben permitir que estos jóvenes, ubicados en un informe del Banco Mundial, sean una generación perdida en el continente. Así lo consideró el mandatario en el turno que agotó durante las plenarias del conclave, celebrado en la ciudad de Cartagena de Indias.

‘‘Debemos asegurar a nuestros jóvenes, formación, empleo, crecimiento y oportunidades de expansión de sus horizontes’’, manifestó Medina

A esto se suma que ya esté próximo a aplicarse un programa de becas universitarias en Iberoamérica, para movilizar en intercambio a 200 mil estudiantes en 5 años

Expuso que la integración con nuestros vecinos más cercanos debe tener mayor prioridad. Multiplicar los contactos e intercambios para convertir a la región en un bloque dinámico y poderoso

Destacó que el 30 por ciento de la población en este hemisferio tiene menos de 25 años, y si se logra que esta desarrolle todas sus capacidades pueda hacer de Iberoamérica, una región imparable.

Entendiendo la importancia de la aplicación de las tecnologías en busca de este crecimiento, Medina citó que en el país ya se inició el programa República Digital.