SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Uno de los 11 supuestos sicarios vinculados a la red del boricua José Figueroa Agosto padece de graves problemas del corazón en la cárcel de San Pedro Macorís.

En ocho meses que lleva preso Ricardo Pérez Mateo, ha sufrido de dos ataques cardiacos.

“Desde el infarto él tiene secuelas, le duele mucho la cabeza y el pecho, y tiene acalambrados un pie y un brazo y esto nos preocupa” reveló este miércoles su madre Alba Iris Mateo.

Un verdadero vía crucis han pasado los familiares de Pérez Mateo a quien le tienen que realizar un cateterismo, un estudio de esfuerzo, así como otros estudios del corazón.

Según su madre han depositado unos 7 mil pesos para que la Dirección de Prisiones traslade a Pérez Mateo a un centro médico para hacerle dichos análisis, pero pese a esas diligencias las autoridades han hecho caso omiso a la necesidad del recluso.

“Yo no quiero que a mi hijo le pase lo mismo que al “Duro Motors” (uno de los condenados en el caso Paya) que hoy se lo entregan a sus familiares en una caja de muerto por negligencia de las autoridades. Y hago un llamado a la Dirección de Prisiones, a la Procuraduría y al fiscal del Distrito a que vayan en auxilio de mi hijo que puede morir en cualquier momento por negligencia, por un descuido”, declaró Alba Iris Mateo.

De su lado, el fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, dijo que investigará el caso del implicado en la red de Figueroa Agosto y que podría comunicarse con las autoridades encargadas para que al recluso se le hagan los análisis de lugar, ya que es un elemento fundamental en el caso seguido contra 11 personas acusadas de sicariato