El MP ha calificado los hechos del imputado como corrupción, coalición de funcionarios, prevaricación, asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, desfalco y delitos de alta tecnología.

ESPAÑA.- Estas son las primeras imágenes en exclusiva de la detención en Madrid de Rafael Stefano Canó Sacco, el exjefe de gabinete de la Procuraduría e implicado en la Operación Medusa, por el que guardan prisión el exprocurador Jean Alain Rodríguez y otros imputados.

El apresamiento de Canó contra quien pesaba una orden de arresto internacional por su supuesta implicación en los presuntos delitos de corrupción, coalición de funcionarios, prevaricación, asociación de malhechores, estafa contra el Estado, fue llevado a cabo por la policía de española la tarde del lunes 4, y está a la espera de que el gobierno dominicano haga la solicitud de extradición del exfuncionario.

Este miércoles la Oficina Central Nacional de la Interpol en el país informó a la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), que a través del Departamento de Extradición de la Procuraduría General de la República, agiliza las diligencias para traer al país a Canó Sacco.

A través de la Operación Medusa, la Pepca, junto a la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, develó en junio pasado una red encabezada por el exprocurador Jean Alain Rodríguez, que malversó miles de millones de pesos de los contribuyentes.

El imputado Canó Sacco era objeto de una orden de detención emitida a través de la Interpol, debido a su evasión de la investigación judicial activada en su contra por el hecho de actuar junto a varias personas para defraudar al Estado dominicano, mediante distintas maniobras tendentes a la sustracción de fondos provenientes de la Procuraduría General de la República, en beneficio propio y de terceros vinculados, así como de incurrir en prácticas para encubrir sus acciones ilícitas.

El Ministerio Público ha calificado los hechos del imputado como corrupción, coalición de funcionarios, prevaricación, asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, desfalco y delitos de alta tecnología.Estas acciones infringen los artículos 123, 124, 166, 167, 265, 266 y 405 del Código Penal dominicano, y el artículo 3 de la Ley 712-02, Contra el Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas y otras Infracciones Graves, así como os artículos 5, 6 y 10 de la Ley 53-02, Sobre Crímenes y delitos de alta tecnología.