El juez de Instrucción de Atención Permanente dio un receso de una hora en el conocimiento de medida de coerción a una mujer y otras cinco personas acusadas del rapto y muerte de un joven negociante.

Por Sarah Vallejo

SAN PEDRO DE MACORÍS.- En una audiencia que llevó más de cinco horas, el juez de instrucción de Atención Permanente de San Pedro de Macorís dicto un año de medida de coerción contra cuatro de los seis imputados por el rapto y muerte de un joven de 28 años, cuyo cadáver fue hallado días después sepultado en cementerio de un batey de la provincia.

Los abogados de los acusados, que enviaron a prisión preventiva, calificaron la medida como vacía por entender que desde un principio el proceso estuvo plagado de vicios.

La acusada de ser autora intelectual Ángela Álvarez fue enviada por un año a Najayo Mujeres.

Los abogados de los acusados dijeron apelaran la decisión.

A otros dos se le impusieron garantía económica.