Consideraron que la solicitud realizada por el PRM de suspender los procesos de compras y contrataciones es improcedente, infundada y carente de toda base legal.

Instancia a JCE Solicitud Rechazo de PRM (1)

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Partido Revolucionario Moderno solicitó nuevamente que se suspendan las acciones que lleva a cabo el Plan Social de la Presidencia en relación a las compras de electrodomésticos y alimentos, que esa entidad ha contratado mediante acto de licitación; mientras que el Partido de la Liberación Dominicana afirma que el proceso no viola ninguna normativa.

Mediante un documento enviado este miércoles a la Junta Central Electoral el PLD aseguró que se trata de un proceso habitual, las solicitudes de compras y contrataciones de bienes y servicios que ha hecho el Plan Social de la Presidencia; y que todos esos procesos que realizan están contemplados en la planificación anual de la institución.

El documento que consta de tres páginas agrega que: “En caso de comprobarse alguna violación a la ley electoral, a través de pruebas idóneas que permitan verificar la existencia de un hecho irregular la participación de una persona particular en su comisión, entonces sí tendría sentido que la JCE evaluara una solicitud de esa naturaleza y actuara en consecuencia”

Consideraron que la solicitud realizada por el PRM de suspender los procesos de compras y contrataciones es improcedente, infundada y carente de toda base legal.

El PRM advirtió que se reserva el derecho de iniciar las acciones judiciales que considere si la JCE y el PLD no cumplen con lo solicitado.

Durante una rueda de prensa el PRM aclaró que no está en contra del Plan Social de las ayudas del gobierno “de lo que si estamos en contra es de que se pretenda hacer una licitación extraordinaria para compras de electrodoméstico en pleno proceso electoral.

En ese mismo orden Julio César Castaños Guzmán volvió a alegar que la prudencia es vital en casos como este y aseguró no arrepentirse de las declaraciones que hizo ayer sugiriendo a la presidenta de la institución, Iris Guaba, suspender la entrega por “motu proprio”, entendiendo que si bien esta acción no está prohibida por la ley, podría malinterpretarse y generar confusión debido a lo cercano de las elecciones municipales y presidenciales.