“La única medida de coerción que garantiza que no se vaya a afectar el curso de este proceso y que no se sustraigan evidencias es la prisión preventiva”, añadió el procurador adjunto.

SANTO DOMINGO.- El titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, calificó de correcta la decisión del tribunal de dejar en prisión a los imputados Alexis Medina y Fernando Rosa por el caso Anti-Pulpo.

Camacho señaló que el hecho de que ocho jueces hayan decidido que estos imputados permanezcan con prisión preventiva como medida de coerción es una prueba de que el Ministerio Público tiene un proceso “blindado”.

“No se puede hablar de ningún tipo de presión cuando ocho jueces hasta ahora han confirmado que el Ministerio Público tiene un proceso blindado, y los únicos que no han entendido eso son los miembros de la defensa”, expresó Camacho.

“La única medida de coerción que garantiza que no se vaya a afectar el curso de este proceso y que no se sustraigan evidencias es la prisión preventiva”, añadió el procurador adjunto.

Los imputado Alexis Medina y Fernando Rosa, continuarán con prisión preventiva como medida de coerción, involucrados en la operación Anti-Pulpo.