El Ministerio Público indicó que se enteraron de la decisión de los familiares del fenecido catedrático a través de las redes sociales. 

SANTO DOMINGO.-Aunque los familiares del fenecido catedrático Yuniol Ramírez ser retiraron del proceso judicial que se lleva en contra de los procesados en el caso, la acusación no sufre ningún revés puesto que esto es un caso de acción pública, dijo la fiscal Mirna Ortiz, de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), al tiempo de resaltar que el Ministerio Público continúa firme con su acusación.

La magistrada también indicó sobre el desistimiento de la acusación por parte de familiares de las víctimas no se ha formalizado ninguna actuación al respecto, más que su notoria ausencia a la audiencia del día de hoy.

“Nos hemos enterado de ese retiro por la misma vía que se han enterado ustedes (los periodistas), que es a través de las redes sociales; preguntamos al tribunal y no se ha formalizado ninguna actuación al respecto, más que su notoria ausencia a la audiencia del día de hoy”, dijo Ortiz a los miembros de la prensa a la salida del tribunal.

En ese sentido, dijo que el Ministerio Público solicitó al tribunal que sean citadas las víctimas, “ya que en su condición de víctimas debe de salvaguárdeseles el derecho que tienen a estar presentes en el proceso, y de no asistir para la próxima audiencia, entonces el tribunal estaría asumiendo el desistimiento de esta parte del proceso”.

El Ministerio Público destacó este martes que sigue firme con su acusación contra los responsables del asesinato del abogado Yuniol Ramírez Ferreras y pidió al tribunal citar a los familiares de la víctima, a fin de que se garantice su derecho a estar presentes en el proceso judicial.

El órgano de justicia acusa por el crimen a Argenis Contreras, señalado como el principal autor material del secuestro y asesinato de Ramírez Ferreras, así como a José Mercado (El Grande), Víctor Ravelo Campos (El Herrero), Jorge Abreu, Heidy Peña y Lilian Francisca Suárez Jáquez.

El abogado Ramírez Ferreras, quien presidía la Convergencia Nacional de Abogados (CONA), fue hallado muerto con un block de concreto atado a su cuello mediante una cadena, en un arroyo de Hato Nuevo, en la provincia Santo Domingo.

El crimen ocurrió en octubre de 2017 y es vinculado con actos de corrupción administrativa en la gestión de Manuel Rivas en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA).

Por los hechos de corrupción en esa institución fueron enviados a prisión el pasado año su exdirector Manuel Rivas y Faustino Rosario Díaz.

Las juezas del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Claribel Nivar, Isabel Angélica Reyes Muñoz y Evelyn Rodríguez, aplazaron la audiencia para el próximo 24 de febrero, a las 9:00 de la mañana, para decidir sobre la unificación de los casos relativos al crimen y a los actos de corrupción en la OMSA.