Sugiere comisión multi sectorial para elaborar política de igualdad y equidad acorde con mandato constitucional.

SANTO DOMINGO. - Profamilia mostró preocupación por la derogación de la Orden Departamental 33-19, sin que el Ministerio de Educación señale el mecanismo para integrar una política de igualdad y equidad en esa dependencia, como establece la Constitución dominicana en los artículos 8 y 39, que contemplan la igualdad y no discriminación como un derecho fundamental de la persona.

La institución consideró que al dar marcha atrás a una decisión para desarrollar una educación no sexista, en un ambiente de respeto a las diferencias, libertad y convivencia pacífica y sin estereotipos de género, el MINERD debe presentar alguna alternativa para responder a los mandatos de igualdad y equidad establecidos en la Constitución, en la misma Ley de Educación, No. 66-97, en la Estrategia Nacional de Desarrollo y en otras normativas nacionales.

“Los derechos humanos son progresivos por disposición constitucional, por lo que no se concibe un retroceso de este tipo. La Orden Departamental 33-19 declaró prioritaria la aprobación de una política pública para generar igualdad y equidad en el sistema educativo y acaba de ser derogada en violación a ese principio de progresividad”, enfatiza Profamilia.

Señala que “una política de igualdad y equidad en el MINERD es fundamental para atender, disminuir y erradicar la violencia escolar, que presenta unos índices escandalosos y es un obstáculo en el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes para una ciudadanía menos violenta. También representa una oportunidad de equidad para el 76.67% del personal docente del sector público que según datos del año escolar 2019-2020, son mujeres”.

“Entendemos que se debe crear una mesa de trabajo multi sectorial que acompañe la elaboración de una política de igualdad, para que esta sea un parámetro para medir y mantener el equilibrio entre hombres y mujeres, en línea con la prioridad del Gobierno de disminuir los niveles de violencia entre pares y de género en el país. Profamilia está en disposición en apoyar y aportar a este proceso, como lo ha hecho con otras instituciones que, en cumplimiento de la Constitución y normas nacionales, han adoptado políticas de igualdad de género propias”, dice una nota de Profamilia.

Indica que “el Ministerio de Educación y su personal docente son los responsables de forjar a la ciudadanía, en su función de institución socializadora de valores y pautas para una apropiada convivencia social, por lo que consideramos indispensable una política integral que atraviese el MINERD y sus dependencias; los distritos educativos; las escuelas públicas y colegios privados, para que se eduque con y para la igualdad de oportunidades, con herramientas para que la comunidad educativa, que incluye también a papá; a mamá y a tutores, logre crecer en armonía y respeto a los derechos humanos de la persona en todos los aspectos de la vida.