SANTO DOMINGO.-"Seguimos la programación que está establecida", así respodió la viceministra de Salud Colectiva, Ivelisse Acosta, al ser cuestionada sobre las declaraciones del ministro de Educación, que dijo que los maestros serán vacunados contra el COVID-19 en la segunda etapa.


"El plan se está desarrollando como se estableció y trabajaremos las fases como están descritas, iremos trabajando con las distintas población, todo atendiendo a la agenda diaria", explicó Acosta.


Este martes Roberto Fulcar dijo que esta decisión se estableció tras una conversación con el presidente Luis Abinader y la vicepresidenta y con el Gabinete de Salud.


Aseguró que es fundamental para poder organizar el retorno gradual a las clases.



FASES DE VACUNACIÓN:


Vacúnate RD contará con tres fases. El primer grupo a ser inoculado será personal médico de primera línea, trabajando directamente con el COVID-19, que según las autoridades, asciende a 12,500 trabajadores de la salud en 135 centros hospitalarios en el territorio nacional.


Después seguirá el resto del personal médico, que incluyendo el de primera línea, alcanza 210 mil trabajadores.


El tercer grupo en la primera fase es el de los adultos mayores de 60 años empezando por los asilos.


Terminan esta fase inicial con el resto de los adultos mayores, la población militar y los profesores. El retorno a clases presenciales no estará condicionado a que todos los maestros hayan recibido la vacuna. 


El gabinete de salud estima que 1.5 millones de personas se vacunaran en este primera etapa.


La fase dos iniciaría con la población con edades entre los 50 y 59 años priorizando los que cuentan con comorbilidades, seguido por el resto de los ciudadanos en ese rango de edad.


La tercera y ultima fase es para los de 18 a 49 años igualmente empezando por los que cuentan con enfermedades que los hace más vulnerables.


Las autoridades, durante una reunión con directores de medios dijeron que no puede permitir que empresas privadas adquieran ni distribuyan vacunas porque este es un tema de seguridad nacional. Todas las vacunas que ha comprado el gobierno, han pasado por el debido proceso de verificación de los componentes químicos, algo que tal vez no ocurra en el sector privado.