Los docentes de nivel superior consideran que todo parece apuntar a que se busca anular la Normativa 09-15

SANTO DOMINGO.- Un grupo de profesores universitarios manifestaron su posición sobre el proceso de evaluación que el MESCyT lleva a cabo de la Meta Presidencial sobre Formación Docente para la Excelencia, y la revisión de la Normativa 09-15, que busca garantizar las competencias a los futuros maestros.

Detallan, que su interés en el proceso evaluativo es que se haga con el propósito correcto en miras a mejorar la calidad de la educación dominicana a través del plan diseñado para el cuatrienio 2016-2020 y que proponía formar unos 20 mil docentes de calidad para el nivel preuniversitario.

Sin embargo, en diciembre de 2020, el actual ministro de educación superior, mediante la comunicación MESCYT-DESP-1424-2020, ordenaba a los rectores de universidad abstenerse de programar e iniciar nuevas carreras de educación de acuerdo con esta normativa.

Días después, se informaba mediante la comunicación VMES-029-2021 que no se estaría impartiendo la Prueba de Aptitud Académica (PAA) como requisito de ingreso para dichas carreras, y a raíz de la normativa vigente, la admisión de nuevos estudiantes a las carreras ya abiertas en las universidades.

Los docentes de nivel superior consideran que todo parece apuntar a que se busca anular la Normativa 09-15, acción que indican representaría un alarma en el sector educativo en todas sus vertientes.

La Normativa 09-15 describe el perfil de ingreso para los estudiantes de los programas de formación docente, donde explica cómo se estructura la prueba de admisión y se establece su obligatoriedad sin excepción alguna para iniciar estudios a nivel superior en la formación docente.

La prueba contiene dos componentes: a) prueba de Orientación y Medición Académica (POMA) y b) prueba estandarizada reconocida internacionalmente en procesos de selección de estudiantes para ingresar a estudios a nivel superior, validadas para su aplicación a nivel nacional.

Entre las siguientes soluciones alternativas para resolver la situación plantean:

  • Mejorar y ampliar los programas de nivelación académica que se ofrecen a los estudiantes para superar la prueba de admisión. El Instituto Superior de Formación Docente (ISFODOSU) ha implementado con éxito programas formativos previo a y durante el proceso de admisión. Los resultados de estos programas le han permitido implementar la Normativa 09-15 al tiempo que han estabilizado la matrícula estudiantil. Se podrían financiar estos programas bajo ciertos requisitos.
  • Concertar nuevas estrategias para aumentar la cantidad de postulantes a las carreras de educación. Para lograr esto, es necesario hacer aún más atractiva la carrera de educación, lo que podría incluir mejores condiciones de vida de los maestros y de trabajo en las escuelas. Las estadísticas actuales nos dicen que la cantidad de postulantes tiene espacio para crecer.
  • Renegociar las condiciones del financiamiento de los programas de educación. Además de los requerimientos para la admisión de estudiantes, la Normativa 09-15 exige un número mínimo de profesores a tiempo completo, que un porcentaje de los créditos sea ofrecido por doctores, y la disponibilidad de recursos infraestructurales y servicios específicos para la carrera. Todo esto tiene costos que cargan las finanzas de las universidades. Si la mengua de estudiantes afecta la sostenibilidad financiera de las universidades, la renegociación es una alternativa razonable.