Báez se centrará en la formación médica de los agentes de campo y en el apoyo a esos agentes en misiones tácticas, según detalla un comunicado de la Universidad de Augusta, en Georgia.

REDACCIÓN.- El exdirector del Comité de Gestión de Emergencia Sanitaria COVID-19, Amado Alejandro Báez, fue nombrado como líder médico del programa de supervisión médica de la oficina de campo de Atlanta del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Báez se centrará en la formación médica de los agentes de campo y en el apoyo a esos agentes en misiones tácticas, según detalla un comunicado de la Universidad de Augusta, en Georgia.

“El Centro de Medicina Operativa del Departamento de Medicina de Emergencia de la Facultad de Medicina de Georgia ha tenido una relación de larga data con la comunidad policial, y este programa lo solidifica aún más”, dijo Báez.

De acuerdo a la nota, el galeno agregó que “este programa tiene como objetivo desarrollar aún más el programa de Medicina Operativa de Atlanta del FBI mediante la mejora de la capacitación y el apoyo operativo, de modo que podamos aportar una buena medicina a estas actividades del FBI en el estado de Georgia”.

Báez, quien está capacitado tanto en medicina de emergencia como en cuidados críticos de trauma, ha sido director del Centro de Medicina Operativa MCG desde 2019 y es un experto reconocido en medicina prehospitalaria, de desastres y operativa. Tiene casi 25 años de experiencia en operaciones policiales y medicina austera, la práctica de la medicina en entornos donde los recursos son escasos.

Ayudó a fundar el Instituto de Medicina Operativa de la Universidad de Harvard mientras trabajaba como director asociado de servicios hospitalarios de medicina de emergencia en Brigham and Women's Hospital, un hospital universitario de la Facultad de Medicina de Harvard. Báez y sus colegas lograron que la Policía Estatal de Massachusetts, el FBI de Boston y los equipos SWAT, así como los proveedores de servicios de emergencias médicas se capacitaran con ellos, comenzaron a ejecutar simulaciones de eventos de alto riesgo con víctimas en masa, como tiroteos masivos y atentados con bombas. Años más tarde, cuando estalló una bomba en el maratón de Boston, la respuesta fue óptima.

También, durante el devastador terremoto de Haití de 2010, Báez trabajó con funcionarios de República Dominicana y Haití para construir dos hospitales de campaña que, en última instancia, atendieron a unas 5,000 personas afectadas por el terremoto. Posteriormente, su trabajo fue reconocido por los gobiernos dominicano y haitiano y la Organización Panamericana de la Salud.

Asimismo, Báez obtuvo su título de médico con honores en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña en Santo Domingo, llegó a los Estados Unidos en 1999 para obtener una maestría en ciencias en el cuidado de la salud y en salud pública, ambos de New York Medical College. En 2002, fue aceptado en el programa de residencia en medicina de emergencia en la Clínica Mayo en Rochester, terminando tres años más tarde como el primer médico internacional en capacitarse allí. Completó una beca de cuidados intensivos en trauma en 2006 en Harvard.