La implementación programa es fruto de los trabajos del Comité Nacional de Facilitación de Comercio, para promover y coordinar las iniciativas de comercio y logística en el país.

SANTO DOMINGO.– Cinco entidades que componen el Comité Nacional de Facilitación de Comercio (CNFC) firmaron junto al International Executive Service Corps (IESC) una carta de colaboración para implementar el programa Trade Safe (TraSa).

Las entidades pactaron promover conjuntamente iniciativas, actividades y planes de acción, dirigidos a determinar el nivel adecuado de protección sanitaria y fitosanitaria, con el objetivo de minimizar los efectos negativos en el comercio.

El director general de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón, afirmó: “La DGA se ha enfocado en el desarrollo de varias medidas para mejorar en la agricultura, la exportación y la facilitación del comercio de los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos”.

Explicó que para lograr este objetivo los técnicos de Aduanas y las demás instituciones del CNFC identificaron varias prioridades que con la facilidad otorgada por el programa TraSa se atenderán en los próximos 5 años, entre las cuales están: Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), Gestión de riesgo y Mercancías perecederas.

El proyecto TraSa tendrá una duración de 5 años y contará con un financiamiento de 13.7 millones de dólares, destinados a la aplicación de medidas, estándares y regulaciones sanitarias y fitosanitarias, basadas en ciencia y análisis de riesgos.

Brian Rudert, expresó que República Dominicana tiene una ventaja competitiva por su cercanía a los  mercados y exporta los productos más demandados, sin embargo, hay que enfrentar las amenazas de detenciones por plagas, y es lo que se pretende con este acuerdo.

Asimismo, Frederick Giles, destacó que el comercio ya no se trata de establecer aranceles, sino de implementar medidas sanitarias y fitosanitarias basadas en ciencia que salvaguarden la salud y al mismo tiempo faciliten el intercambio comercial.

Víctor Bisonó aplaudió esta carta de colaboración entre el departamento de agricultura de Estados Unidos y del Gobierno Dominicano, y aseguró que servirá de base para contribuir a la sofisticación y competitividad de productos exportables.