Los demás pacientes fueron despachados debido a que cuentan con quemaduras en un menor porcentaje.

SANTO DOMINGO.- De los cuatro pacientes recibidos producto del incendio en la planta tele­visora Canal del Sol, dos fueron ingresados con "pronóstico muy sombrío" debido a la gravedad y porcentaje de las quemaduras en su superficie corporal, informó hoy el director de la Unidad de Quemados del Hospital Ney Arias Lora.

El joven Kelvin Castillo, de 22 años, y Germán Rodríguez, de 54, son los pacientes admitidos en este centro de salud, de acuerdo con lo indicado por Eddy Bruno Vizcaíno.

El doctor explicó que Castillo sufrió quemaduras de segundo grado profundo y tercer grado en el 100 por ciento de su cuerpo, mientras que Rodríguez presenta lesiones en el 65 por ciento con la misma gravedad que las descritas por el galeno en el primer caso, sumadas a la hipertensión y diabetes que padece. 

Ambos pacientes están conectados a ventiladores debido a una posible lesión inhalatoria, sedados y con pronósticos muy sombríos, advirtió Vizcaíno.

En ese sentido, el encargado de la unidad Pearl F. Ort indicó que las condiciones de Castillo son "incompatibles con la vida", debido a que todo su cuerpo sufrió quemaduras, lo que ha provocado que su sistema renal comience a fallar.

Al ser cuestionado sobre la capacidad de la unidad para recibir otros pacientes con quemaduras debido a otro incendio reportado en San Pedro de Macorís este miércoles, Vizcaíno indicó que “en estos momentos no se encuentran en condiciones de recibir más pacientes", ya que cuentan con 11 camas, las cuales ya están ocupadas con pacientes en estado crítico.

Por lo que recomendó comunicarse con el centro de salud antes de referir a las posibles víctimas por quemaduras para “hacer una coordinación, para trazar pautas para las primeras medidas terapéuticas que esos pacientes deben tener”.

En el caso de los otros dos pacientes que fueron llevados en el día de ayer a la Unidad de Quemados, Eddy Bruno Vizcaíno dijo que estos fueron despachados a sus hogares después de recibir atenciones debido a que presentan quemaduras en porcentajes menores.

Producto del siniestro ocurrido en la tarde del pasado martes en la planta televisora ubicada en el Ensanche Naco han fallecido dos personas, incluido un hombre de 77 años que pintaba el edificio en momentos del hecho.