Los comunitarios explican que en su comunidad solo está funcionando un centro educativo que no tiene las condiciones para albergar a los más de 9 mil estudiantes que tiene el sector.

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- Con pancartas en manos y vociferando consignas, decenas de residentes en Jardines del Norte  protestaron  para exigir la terminación de una escuela que lleva más de dos años en construcción.

Los comunitarios explican que en su comunidad solo está funcionando un centro educativo que no tiene las condiciones para albergar a los más de 9 mil estudiantes que tiene el sector.

La escuela Fray Ramón Pané fue demolida con el objetivo de dotar a la comunidad de una estructura con la capacidad que demanda el sector.

Los representantes de los padres dijeron que con el tema del Covid-19 la situación se complica aún más, ya que el único centro que funciona en el sector lo hace a su máxima capacidad.

Los comunitarios dijeron que el próximo martes 27  a las 4 de la tarde  continuarán su lucha, esta vez con una marcha.

En el lugar de la construcción están las varillas oxidadas, block rotos, madera y varios huecos.