Por: Ramón Peguero

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los residentes en la calle Micaela del barrio Luis Manuel Caraballo de Sabana Perdida, protestaron por las largas tandas de apagones que según ellos reciben diariamente.

Manifestaron que pese a las interrupciones eléctricas las facturas les llegan elevadas.

Asimismo los dueños de pequeños negocios dijeron que están a punto de irse a la quiebra, ya que los productos se les dañan por la falta de luz.

Según estas personas, este es sólo el inicio de la jornada de protestas si las autoridades de Edeeste no le buscan una solución a la problemática, ya que reciben de dos a tres horas diarias de luz, situación que los mantiene desesperados.

Señalaron que por las noches no pueden dormir por el fuerte calor.

Dijeron que próximamente desmontarán los contadores y los llevarán a las oficinas de la empresa distribuidora de electricidad que tiene a cargo la zona.