Los legisladores oficialistas y de la oposición coincidieron en señalar la necesidad de asistir con efectividad a los afectados del huracán categoría uno.

SANTO DOMINGO.-A pesar de que Santo Domingo no sufrió daños mayores tras el paso por territorio nacional del huracán Fiona, esta provincia figura entre las doce localidades donde los senadores declararon estado de emergencia por los embates del fenómeno natural hace una semana.

Aunque los congresistas de la oposición votaron por la propuesta gubernamental, advirtieron que fiscalizaran el uso de los recursos que se destinarán para las zonas que sufrieron los estragos del fenómeno atmosférico.

Con una votación de los 27 senadores que estuvieron presente en el hemiciclo, la cámara alta sancionó esta tarde la iniciativa del Ejecutivo para ir en auxilio de los damnificados del sistema atmosférico que azotó con mayor la zona Este del país.

Los legisladores oficialistas y de la oposición coincidieron en señalar la necesidad de asistir con efectividad a los afectados del huracán categoría uno.

 

Hato Mayor fue otra las provincias severamente golpeada por los embates del fenómeno, de acuerdo al senador de esa demarcación, quien saludó la asistencia rápida gubernamental.

Monte Cristi fue una de las demarcaciones incluida entre las afectadas por el paso del huracán, que aunque no fue embestida por los fuertes vientos de Fiona, sufrió algunos daños.

Entre las provincias que fueron incluidas en el estado emergencia figuran La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Santo Domingo, El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, Duarte, La Vega, Santiago, Samaná, y María Trinidad Sánchez.

Los organismos de socorro informaron que la provincia de Santiago solo dos viviendas resultaron afectadas por las lluvias que además provocó el colapso de una pared perimetral de la escuela Villa Progreso en La Herradura.

La provincia Santo Domingo 166 viviendas resultaron anegadas en varios sectores de esa demarcación por la crecida del río Ozama.

La vega se registra cinco viviendas abnegadas, dos comunidades incomunicadas y unas 407 familias fueron desplazadas momentáneamente a casa de familiares por la crecida del rio Camú y Licey.

La provincia Santo Domingo 166 viviendas resultaron abnegadas en varios sectores de esa demarcación por la crecida del río Ozama.  

"Ahora el Gobierno tendrá un plazo de 48 horas para ejecutar las acciones que van en auxilio de los afectados por el huracán Fiona, dentro del marco del estado de emergencia que estará vigente por 45 días"