SANTO DOMINGO.-  Las pruebas rápidas para detectar COVID-19 que se realicen a los huéspedes en la estación médica de los hoteles no deben ser cobradas, establece el protocolo para la reapertura del turismo vigente en el país.

Al referirse a los servicios médicos prestados en las instalaciones del hotel, el protocolo indica que, sin importar su tamaño, todos los  hoteles “deben contar con una estación médica en la propiedad que cuente con un profesional certificado (i.e. enfermera certificada) o una relación establecida con profesionales del sector salud, que respondan a llamadas en casos de emergencias”.

En ese mismo párrafo el protocolo indica que “Para todos los hoteles es mandatorio contar con al menos una habitación de aislamiento a cualquier empleado o huésped que muestre una temperatura elevada u otro síntoma del COVID-19. Le prueba rápida en el local no debe ser cobrada al huésped”.

Como requerimiento mínimo cada estación médica debe contar con cama, escritorio, silla, termómetro infrarrojo, estación de lavado, gel antibacterial con alcohol al 70%, bote de basura con pedestal, kit de primeros auxilios, teléfono, número de contacto de emergencia del Ministerio de Salud Pública y de un personal médico en caso de emergencia”.

Además de esto deben tener utensilios protectivos de grado médico como máscarillas N95 y escudos faciales.