En Puerto Rico intentan recuperarse lentamente tras el paso del huracán. Las filas para adquirir gasolina son interminables, no hay energía y tampoco agua potable.

PUERTO RICO.- En Puerto Rico intentan recuperarse lentamente tras el paso del huracán. Las filas para adquirir gasolina son interminables, no hay energía y tampoco agua potable.

Alicia Ortega viajó a la isla de Encanto donde viven unos 400 mil dominicanos. Allá encontró a decenas de damnificados en El Barrio Obrero.