SANTO DOMINGO.- La eventual reapertura de sectores económicos de la sociedad en medio de la pandemia del coronavirus, como está considerando el gobierno y piden grupos comerciales, va a requerir de empresarios y empleados medidas para evitar que esa vuelta escalonada a la normalidad no se traduzca en un aumento de contagios.
Entre estas medidas la infectóloga Sara Mota menciona la realización de pruebas a los trabajadores que se estarían reintegrando a las empresas para que no representen riesgo para los demás.
"De esa manera aquellas personas que ya se ha comprobado que están curadas o que no han sido expuestas serían los primeros en integrarse", plantea.
Además de esto Mota propone que se implemente la búsqueda activa de casos dentro de las empresas detectando a quienes tengan síntomas como fiebre porque, asegura, "cualquier persona que tenga sospecha de coronavirus no debe asistir al trabajo".
La doctora considera que todavía el país no está en condiciones de flexibilizar tanto y reabrir al 100% la economía, esto tomando en cuenta los reportes que continuamente informan de personas que no cumplen las medidas de distanciamiento social y casos particulares como la aglomeración de personas en Puerto Plata.
"En las ciudades donde se flexibilizaron las medidas sin tener brotes controlados hubo un repunte de casos y mortalidad", advierte citando lo ocurrido con el COVID-19 y lo que pasó durante la Gripe española.
Pero, en caso de que se reabran sectores las empresas deberían, considera Mota, "abrirse con la cantidad mínima de personal que las pueda hacer operar, tomando en cuenta las medidas de distanciamiento".
En este sentido el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas hizo planteamientos similares ayer al decir que en otros países la flexibilización o desmonte de medidas ha sido de manera progresiva "por sectores de menos impacto hacia aquellos de mayor impacto, no creo que nosotros aquí vayamos a seguir un orden diferente", consideró el funcionario.
Sánchez Cárdenas agregó que cuando esto ocurra los centros de trabajo deben incluir "una reingeniería de las áreas de trabajo y la forma de conducirse  dentro de los establecimientos".
En cuanto al manejo que deberían tener los individuos, el ministro aseguró que cuando se reabran sectores económicos deben mantenerse las medidas de protección básicas, citando entre ellas el distanciamiento social, la higiene y el uso de mascarillas.
Hasta el día de ayer el país registraba más de ocho mil casos confirmados del virus y, según estimaciones de Salud Pública, se espera que sea para la última semana de mayo o las primera quincena de junio cuando la enfermedad llegue al pico de contagios y se comience a aplanar la curva.