Los manifestantes se colocaron una soga en el cuello para representar su situación económica tras más de 7 meses paralizados por la pandemia.

SANTO DOMINGO.- Coreando consignas como "queremos trabajar", propietarios y empleados de diversos centros de diversión nocturna del país protestaron este miércoles frente al Palacio Nacional en demanda de que se levante el toque de queda y se les permita trabajar con un protocolo sanitario.


Los manifestantes se colocaron una soga en el cuello para representar su situación económica tras más de 7 meses paralizados por la pandemia.


Aseguraron que la situación de los centros nocturnos ha dejado sin ingresos a más de 12 mil familias.