La eucaristía fue oficiada por Monseñor José Dolores Grullon Estrella quien exhortó al empresario a no aguardar rencor en su corazón tras permanecer más de dos años en prisión.

SAN JUAN.- Una Misa por la salud del transportista Arsenio Quevedo fue oficiada en la Catedral San Juan Bautista de esta provincia.

La eucaristía fue oficiada por Monseñor José Dolores Grullon Estrella quien exhortó al empresario a no aguardar rencor en su corazón tras permanecer más de dos años en prisión.

Al término de la misa Quevedo expresó que a pesar de haber enfermado de forma crónica en la cárcel perdona a quienes lo acusaron de sicariato sin ser real.

Agradeció además a sus abogados, y a todos los que creyeron en su inocencia incluida la justicia dominicana.