Por su solidaridad y altruismo, la señora de Mejía fue sujeto de distintos honores y condecoraciones.

SANTO DOMINGO.- Rosa Altagracia Eulogia Gómez Arias de Mejía (11 de marzo de 1940 - 21 de marzo de 2022) fue Primera Dama de la República Dominicana.

Doña Rosa Gómez de Mejía nació en Gurabo, una pequeña localidad de Santiago de los 30 Caballeros, la segunda provincia en importancia del país. El 4 de julio de 1964 contrajo matrimonio con Rafael Hipólito Mejía Domínguez expresidente de la República.

Doña Rosa forjó además el Despacho de la Primera Dama.

La señora Gómez de Mejía avanzó estudios en Educación enfocados a la Orientación Estudiantil en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y dedicó parte de su vida al voluntariado social.

Los resultados obtenidos al trabajar con familias diversas, incluyendo la suya, convencieron a Doña Rosa de Mejía que sembrar valores espirituales, morales e intelectuales en la juventud, aportando beneficios a toda la sociedad. De ahí que estuvo completamente determinada, al lado del expresidente, a dar su apoyo total a los programas elaborados para alcanzar los objetivos de política social del Gobierno de la República Dominicana.

Por su solidaridad y altruismo, la señora de Mejía fue sujeto de distintos honores y condecoraciones: recibió la Gran Cruz de la Orden Isabel La Católica de su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de España, el Doctorado Honoris Causa en Humanidades de la Universidad Católica Tecnológica del Cibao (UCATECI), el Botón Paul Harris, máximo galardón que concede la Fundación Rotaria Internacional, entre otros reconocimientos.

Desde la posición de Coordinadora General del Despacho de la exprimera Dama, la labor de la señora Gómez de Mejía se centró en el desarrollo de acciones que contribuyen a la búsqueda de soluciones duraderas a los desafíos que enfrenta el país en materia de bienestar social.

Con este propósito, como Primera Dama de la República, la señora de Mejía ha enfocado el accionar de su Despacho en las siguientes líneas de acción: Educación para el Trabajo y la Vida; Actividades de Asistencia Social y de Apoyo a Intervenciones Sociocomunitarias e iniciativas de desarrollo local y; el Proyecto Trampolín Museo Infantil, que está llamado a ser un espacio educativo y cultural destinado a apoyar la educación integral de la niñez dominicana, brindando una opción de aprendizaje del conocimiento académico y del acervo cultural y espiritual dominicanos de una manera interactiva, entretenida y con alto contenido tecnológico.

El Presidente Mejía y la señora de Mejía tuvieron cuatro hijos: Ramón, Felipe, Carolina y Lissa, todos profesionales universitarios y casados. Ocho nietos completan la alegría familiar de los esposos Mejía: Felipe Ignacio, Juan de Jesús, Hipólito Manuel, Manuel Ramón, Diego José, Rosalía, Ricardo José y David Antonio.