El abogado Mónico Sosa indicó que no está conforme con la solicitud del Ministerio Público de que al acusado se le imponga arresto domiciliario, y lo que quiere es libertad pura y simple para su cliente.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El abogado de Miguel Mejía aseguró que va desmostar que su defendido es una víctima, en el supuesto fraude a la Lotería Nacional en el sorteo del uno de mayo que dejó pérdidas estimadas en RD$150 millones a las bancas de lotería.

El abogado Mónico Sosa indicó que no está conforme con la solicitud del Ministerio Público de que al acusado se le imponga arresto domiciliario, y lo que quiere es libertad pura y simple para su cliente.

"Prisión domiciliario, es prisión como quiera", expresó el jurista.

En tanto, la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso expuso este miércoles que, con las evidencias aportadas por el Ministerio Público, están dadas las condiciones para obtener prisión, preventiva y domiciliaria, contra el destituido director de la Lotería Nacional y otros nueve imputados en el fraude desarticulado con la Operación 13.

“El crimen organizado planifica sus posibles movimientos antes de que ocurran y esto es un ejemplo claro de esta manifestación”, expuso Reynoso, directora general de Persecución del Ministerio Público, al presentar los ilícitos que se atribuyen a los 10 implicados en el fraude multimillonario perpetrado contra la Lotería Nacional, con el primer premio del torneo extraordinario del 1 de mayo.

El Ministerio Público concluyó esta tarde la presentación de sus argumentos en contra del destituido director, Luis Maisichell Dicent, junto a William Lisando Rosario Ortiz, Valentina Rosario Cruz, Jonathan Brea, Carlos Berigüete, Felipe Santiago Toribio, Rafael Mesa, Eladio Batista Valerio y Edison Manuel Perdomo Peralta, para quienes pide prisión preventiva.

También, contra el invidente Miguel Mejía y el chofer Rafael Mesa, para quienes se pide prisión domiciliaria.

Además, el órgano persecutor de los ilícitos penales pide declarar el caso complejo.

En el estrado, el también procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), presentó el modo en que operaba este entramado, el cual definió como “estafadores de sueños”.

“Esta organización criminal planificó la realización de estos sorteos fraudulentos. Ojo, que ahora son estos, (pero) no solo me estoy refiriendo al sorteo del 1 de mayo, porque la planificación no implicaba solamente la realización del sorteo, implicaba una dinámica organización sistemática de sorteos constantes”, explicó Camacho sobre lo establecido en el expediente.

Conforme a la acusación, los imputados formaron una asociación de malhechores que cometió estafa, sobornos, lavado de activos y otros delitos, conforme al auto de solicitud de medida.

Tras la presentación del Ministerio Público, la jueza Kenya Romero, decidió tomar un receso, antes de conocer el planteamiento de la defensa de los implicados.