Wilson Camacho: “El desglose del expediente son a todas luces improcedentes, carente de base legal”.  

SANTO DOMINGO.- La Corte de Apelación del Distrito decidió mantener la prisión preventiva de tres de los implicados en el caso Coral, quienes solicitaban variación de la medida.

En tanto la Directora de Persecución de la Procuraduría Yeni Berenice, reveló este martes  que el Caso Coral es el único que la ha obligado a cambiar su estilo de vida por su seguridad, ya que asegura hay miembros del entramado amenazando personas.

La Directora de persecución  Yeni Berenice  informó que las supuestas amenazas vienen de  miembros del entramado militar y religioso, a las personas que administran los bienes incautados a la red de corrupción desarticulada en la Operación Coral.

Indicó que de  todas las investigaciones que ha realizado durante su trayectoria, el Caso Coral es el único que ha cambiado su estilo de vida.

Este martes la Corte de Apelación del Distrito ratificó la prisión preventiva al coronel Rafael Núñez de Aza, Tanner Antonio Flete, hijo de la Pastora Rossy Guzman y al sargento Alejandro Montero.

Reynoso también se refirió a una empleada bancaria que no identificó y quien supuestamente a cambio de prebendas, hacia operaciones financieras a favor del entramado y al margen de las reglamentaciones del sistema bancario.

Al salir de la audiencia, los imputados se rehusaron ofrecer declaraciones.

Tras rechazarle el recurso de apelación, los abogados de la defensa informaron realizarán un nuevo intento en la revisión obligatoria.

Declaraciones íntegras: