Explicó que el impacto de los aumentos se puede apreciar en lo que recibe la gente y lo que le cuesta vivir.

SANTO DOMINGO.-  A pesar de que en mercados internacionales se ha visto una reducción en los precios de los productos que consume la población, esa situación no se ha reflejado en República Dominicana, sostuvo el dirigente político Rafael Paz.

"En julio el indicador global del costo de la comida se redujo en un 8.6 por ciento con respecto a junio, hilando la quinta caída consecutiva después de alcanzar máximos históricos a principios de año" dijo el político, al cuestionar que el gobierno de la República Dominicana atribuya los altos precios que se reflejan en el país en productos básicos a factores externos como la guerra de Rusia y Ucrania o a la pandemia.

Paz indicó que uno de los productos que permiten la disminución de ese índice fue el aceite vegetal, cuyo precio retrocedió un 19.2 por ciento de junio a julio para llegar a su marca mínima en diez meses, liderado por los descensos en los mercados mundiales de los principales cereales y aceites vegetales.

También se refirió al precio del azúcar, otros productos de uso básico en los hogares dominicanos, el cual disminuyó un 3.8 por ciento con relación a ese mismo mes. "Los precios de los lácteos: leche y derivados, bajaron un 2.5 por ciento de junio a julio, la leche en polvo y la mantequilla también se redujeron" afirmó.

Con relación al petróleo, define como una de las grandes justificaciones del gobierno para sustentar el aumento de los precios, muestra una baja desde marzo de 115 a 86 dólares el barril. Sin embargo; en República Dominicana esa variedad positiva no ha repercutido en los ciudadanos.

Frente a esa situación, indicó que así como el Gobierno es ágil para justificar los aumentos de precios por factores internacionales, asimismo debe de empeñarse en hacer las reducciones cuando por esos mismo factores bajan para que se traduzcan en mejoría de las condiciones de vida de la gente. Explicó que el impacto de los aumentos se puede apreciar en lo que recibe la gente y lo que le cuesta vivir.

El miembro del partido Fuerza del Pueblo puso como ejemplo el salario mínimo en la República Dominicana, el cual oscila entre los 11, 900 y 21,000 pesos dominicanos y el salario promedio 28,502 pesos, según el sistema dominicano de la Seguridad Social. Aseguró que estos se quedan cortos, ya que de acuerdo con los datos del Banco Central, la canasta básica tiene un costo que alcanza los RD$42,269 mensual.