Desde que conoció el resultado electoral que daba a Luis Abinader como ganador de la Presidencia, más de uno se ha preguntado si su esposa, Raquel Arbaje, mantendrá su negativa a tener un Despacho como primera dama y manejar fondos públicos.

SANTO DOMINGO.- Desde que conoció el resultado electoral que daba a Luis Abinader como ganador de la Presidencia, más de uno se ha preguntado si su esposa, Raquel Arbaje, mantendrá su negativa a tener un Despacho como primera dama y manejar fondos públicos.

No es para menos, las declaraciones de Arbaje se dieron el año pasado ante la posibilidad de llegar a tener el título, pero ahora que es una realidad, ¿piensa igual?

En ese momento la esposa de Abinader aseguró que ambos estaban de acuerdo en que se eliminara el despacho y en su lugar hubiera una oficina “modesta” y que los fondos asignados al Despacho fueran distribuidos entre las instituciones competentes.

Sin embargo, la eliminación del espacio físico no significaría el cese de los programas de ayuda que históricamente han estado a cargo de la Primera Dama.

Arbaje dijo que estas se mantendrán, pero que no es su interés manejar fondos del Estado porque la esposa de un presidente no es elegida por voto popular para hacerlo.

“Hoy agradecemos al pueblo que soberanamente decidió un cambio hacia lo correcto.. En oración porque sabemos que, como dijo @luisabinader no es un premio, es un compromiso de servir en humildad. Todo a su tiempo. GRACIAS. ??❤”, tuiteó ayer la que desde el 16 de agosto comenzará a llevar el título de Primera Dama de la República Dominicana.