A través de un comunicado, los mandatarios instruyeron a los cancilleres para que se estructure, de manera inmediata, soluciones concretas, integrales y sostenibles, en un marco de de respeto a la dignidad y los derechos humanos, con el propósito de afrontar la alarmante situación en Haití.

NEW YORK.- Los presidentes Luis Abinader de la República Dominicana, Carlos Alvarado Quesada de Costa Rica y Laurentino Costizo Cohen de Panamá, expresaron su preocupación por la crisis que atraviesa Haití y el creciente impacto que está generando sobre la región, en particular las graves consecuencias migratorias.

A través de un comunicado, los mandatarios instruyeron a los cancilleres para que, en alianza con socios estratégicos como las Naciones Unidas, los Estados Unidos, la Unión Europa y países a amigos estructure, de manera inmediata, soluciones concretas, integrales y sostenibles, en un marco de de respeto a la dignidad y los derechos humanos, con el propósito de afrontar la alarmante situación en Haití.